LEE AHORA LA REVISTA HISTORIETAS

domingo, 11 de abril de 2010

ASÍ FUE EL JAPAN WEEKEND. Por Alicia Guardeño

El Japan Weekend que acaeció en 26, 27 y 28 de Marzo fue uno de esos eventos que prometían demasiado para ser verdad, y así fue.


Voy el sábado con mis amigos y la primera impresión que tenemos es que las taquillas estaban prácticamente vacías, no había nadie en las afueras de IFECA. Demasiado extraño en un sábado que encima era fiesta, con eso presagiamos lo que nos esperaba ya dentro. Pero éramos unos cuantos, no teníamos nada que hacer y ya que habíamos hecho el camino pagamos nuestra entrada. Esta valía el precio que te indicaban en la web, 5 €, sin embargo no dieron el regalo que prometían con la entrada (un manga de regalo) y sólo nos regalaron un abanico de Telepizza... dudo bastante que con la poca afluencia de gente se hubieran acabado las existencias de los mangas de regalo.


A pesar de todo, entramos...



...Y nos encontramos lo que en resumidas cuentas es “cómo unas jornadas, pero sin gente”. Apenas había nadie paseándose dentro del recinto, sólo ocupaban uno de los lados del IFECA, con lo cual era muy pequeño (aunque parecía más grande por estar casi vacío) y encima era penoso constatar que así y todo había una pésima organización. Por poner un ejemplo, el stand de información estaba al final recinto, en vez de a la entrada, donde los que entrasen pudieran ir consultando.


Algunas actividades se vieron afectabas por la desorganización, pero al menos nos hicieron más agradable la velada a mis amigos y a mí. Estas son las que vimos:


-El stand de karaoke (un entablillado bajito, el típico que se usa en jornadas) estaba vacío, con lo que dudo que se celebrarán los concursos de karaoke y cosplay (que dio tanto de que hablar por su premio, que era un viaje a Japón para una persona). No pude ver en persona si al final se celebraron o no, porque nosotros estábamos en los talleres e información no dijo nada al respecto.


-Los talleres, a mi gusto lo mejor del Japan Weekend, fueron lo único que apenas se vieron afectados, hubo algunos pequeños problemas como el taller improvisado de talleres de fieltro que no estaba en la programación, y al final no hubo taller de origami. El taller de Hama Beads (figuras pixeladas) y de chapas fue lo más entretenido que hubo de entre todos, aunque no faltaron clásicos como el de teru-teru (muñecas de papel), bastante típico en los salones. Lo más pesado de todos los talleres era que tenías que inscribirte previamente en información a TODOS los talleres, lo cual dificultaba a los espontáneos que se sumaran a los talleres, pero en algunos de ellos los organizadores fueron permisivos y dejaron que se uniera gente que no se había inscrito.


-No presencié ninguna de las charlas, y aunque quería haber visto alguna, al final preferí quedarme en los talleres. Aún así, como los talleres estaban al lado del stand de conferencias, pude ver que había bastante gente (para la poca gente que había en el recinto, se entiende) en las charlas, sobre todo la que hablaba sobre los viajes a Japón.


-También hubo varios torneos de juegos de cartas, pero como estaban organizadas por la tienda PvP, estaban desligados de la organización del evento.




Ya por último, comentar que después de los talleres nos paseamos por las tiendas y, aunque sea contradictorio, disfrutamos de la baja asistencia porque pudimos mirar con tranquilidad los productos de los diferentes negocios. Para las personas más compradoras (como yo) fue un indicio del tipo de merchandising que habrá este año en el salón del manga.

Para resumir la experiencia, me quedo con la anecdótica frase de Fran, de la tienda de comics Leviatán: “Ayer viernes fue triste, hoy sábado es lamentable”.


2 comentarios:

  1. De ná hombre xD, si aún así te la entregué un montón de tarde lo siento ^^u

    ResponderEliminar